Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/theme.php on line 623
Fragmentos de una Utopía » Blog Archive » Regalarte la luna

Regalarte la luna

 

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

¡Cuánto nos falta por fuera!
¡Qué tiempo tan corto, el nuestro
cuando el mundo nos lo cuenta!
¡Qué caminos tan cerrados
cuando buscamos caminos
sobre la faz de la tierra!
¡Qué futuro tembloroso,
incierto, si se le mira
con la mirada aritmética
que cree que el porvenir
es un año, más un año,
y así todos,
hijos de la misma pena.
¡Qué tristes nos sentiremos
si miramos a los otros
y queremos ser así
lo mismo que ellos: hacemos
traición a nuestra pareja!
¡Si desertamos los seres
inconfundibles que somos
por querer ser como son
las sombras que nos rodean!
Nos hemos ido probando
las vestiduras ajenas:
no sirven para nosotros,
todas nos están estrechas.
No, las medidas del mundo
son para ti y para mí,
las medidas de la pena.
No intentemos vivir más
dentro de ellas.
Un mar no cabe en un lago,
una mirada no cabe
en los ojos que la engendran,
y un alba nunca ha cabido
en una lámpara. Como
las arañas, las bombillas
llorando están, porque sueñan
con ser esa luz total
llamada el día: la luz.
No. ¿Por qué querer vivir
en las medidas estrechas
que tanto daño nos hacen
al ponérnoslas
sobre los cuerpos del sueño?
Vamos, ven conmigo, vamos.
Vamos a buscar las nuestras.
No te busques ni me busques
en eso que se nos niega
del mundo de los demás.
Un mundo maravilloso
se nos está dando, mientras,
al otro lado.
Escápate de ese afuera
que nos hechizó un instante,
y verás, al dar la vuelta
cuanto tenemos por dentro.
¿No ves nuestra vida allí?
Hagámonos nuestro tiempo
nosotros mismos. Las horas,
los días irán latiendo
al compás de ese reló,
primero y solo, el eterno
reló, que cuenta la vida
desde la caja del pecho.
Inventemos nuestro espacio
(¡Qué ahogado el espacio ajeno!)
Su cielo siempre lo encuentran
los que buscan su cielo,
sin brújulas razonables,
oscuramente, hacia dentro.
La vida nos dice: “No.
No podéis”. Pero nosotros
decimos: “Sí, sí podemos”.
Si en la vida, en la de todos
no hay para nosotros hueco,
dos seres pueden hallar
otra vida en esta vida,
si quieren seguir viviendo.
Y cuando ella, desde afuera,
nos manda
separarnos, por sus leyes,
otra ley paciente y honda,
—voluntad de no morir—
nos dice
que aunque apartados en ella,
aquí dentro, en nuestra vida
por nosotros alumbrada,
que ya se siente nacer,
nunca nos separaremos.
Poema de Pedro Salinas

 

Amanecer, y la vida, entera
   
Fotograma de “2001: A Space Odyssey”
  

3 comentarios para “Regalarte la luna”

  1. Yelahí dice:

    Es un hermoso poema.

  2. Karmeta dice:

    Me encanta, un canto a la vida, y una oda a la proscrita envidia que todo lo destruye, ainsss que me relajaaa tu blossss uuuuumh

  3. maeko dice:

    Yelahí:
    Ciertamente, me enamoré de él en cuanto lo leí.

    Karmeta:
    Me alegro de que te haya gustado, yo no puedo evitar sentir una extraña mezcla de melancolía y de esperanza también, cada vez que vuelvo a leer estos versos de nuevo.

    Saludos a ambos, gracias por vuestros comentarios!

Deja aquí tu comentario