Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/theme.php on line 623
Fragmentos de una Utopía » Blog Archive » Tras el azul

Tras el azul

 

Me siento culpable, aunque me repites mil veces que los humanos nos inventamos mil excusas para el autoengaño, para barrer de nosotros mismos la basura con la que inudamos este mundo….

Lo siento.

Me siento culpable, porque he fracasado, porque hoy tampoco pude encontrarte unos ojos llenos de sueño.

Y así transcurren mis días, mis noches -las tuyas-, con sus ingratas horas, una detrás de otra. La una, las dos de la madrugada… y yo sigo aquí -tú sigues allí- intentando romperme la cabeza por hallar un remiendo, por conseguirte tiritas de esperanza. E intento por todos los medios acompañarte en tu amargura, en soledad, hasta que el sueño me vence y cuando me despierto, me siento de nuevo derrotada por no haber sido lo suficientemente fuerte. Y cuando te pregunto la hora a la que caíste rendido la noche anterior, no puedo evitar sentirme culpable por haberme quedado dormida una vez más. Por dejarte de nuevo completamente solo en la noche. Porque siento que, de alguna manera, yo también te estoy traicionando.

Pero no necesito que me digas que estoy equivocada, no. No necesito sermones de ningún tipo ni tú los necesitas tampoco. Suficiente carga soportas sobre tus hombros, demasiado colapsados ya. Porque estás inmerso en una marea de egoísmo y presiento gravemente que tienes la impresión de que cuanto más luchas, más acabas enredado en una espiral de destrucción.

Unas breves palabras en blanco y negro son mi manera de brindarte mi apoyo, de saldar mi pequeña traición.  Aunque eso es algo que ya conoces desde hace tiempo. Mi manera de decirte -gritarte si es preciso- que no estarás nunca solo. Que destierres de tu mente -sé cuan difícil resulta- a esos que se olvidaron de sentir y se convirtieron en patéticos espectros con almas corruptas. Esos que sólo entienden del lenguaje de la falsedad y del desprecio. Y que se pasan la existencia -sin saberlo- viviendo una vida a la que hace tiempo se le acabó la fecha de caducidad.

Ahora las balas te perforan el alma -cuánto duele la vida- pero pronto aprenderás a esquivar sus oleadas -si yo fui capaz, tú también lo serás- y si en ocasiones, el dolor resulta tan profundo que te obliga a doblegarte, recuerda que soy -seré- tu constante y que tras el azul, bailaremos al compás del dos por cuatro, bebiéndonos a manos llenas las calles repletas de chocolate.

O de lo que tú prefieras.

Y la negrura que sientes ahora, pasará.

 

 

No hay comentarios en esta entrada

 

 

Los comentarios están cerrados.