Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/theme.php on line 623
Fragmentos de una Utopía » 2010 » Octubre

Archivo de Octubre, 2010

Una invitación inesperada

Martes, Octubre 19th, 2010

 

 

 

 

Sábado 16 de octubre, en el Museo del Prado,  a pocas horas del regreso a casa después de una semana agotadora de trabajo en Madrid: 

 

-¿Hace cuánto tiempo que no visitáis el Museo del Prado?- pregunta C. con tono visiblemente despreocupado (desde el exterior resuenan armoniosos los acordes de una guitarra española)

-Hmm… no lo recuerdo ahora mismo- respondo impulsivamente -pero déjame un momento… ¡Ay, sí, ya lo tengo! Hace mucho, demasiado quizás… La última exposición que visité ex profeso fue la de de Durero y eso fue hace varios años ya..- me rindo ante la evidencia.

-Soy una desastrosa e infiel amante de la Pintura- pienso, entonando el mea culpa mientras recuerdo apesadumbrada la erre gigante escrita del revés que se adivina desde la parte trasera del cartel gigante que cuelga de una de las fachadas del museo.

-Bueno, si  queréis, tenéis libre acceso  al recinto con esta tarjeta de visita que ahora os expide mi compañera- replica C. con la sonrisa abierta y la mirada escondida tras los cristales ahumados de sus gafas de sol.

(Siempre me he preguntado si lo de  llevar puestas las gafas en el interior de un edificio responde a una mera distracción o más bien es síntoma de algún tipo de exaltación del ego humano).

-Oye, si quieren, que se pasen por lo de Renoir, que ya está montado todo- señala la chica que está frente al ordenador imprimiendo las tarjetas.

-¿Cómo? ¡no es posible!- digo yo emocionada -pero si la exposición no se inaugura hasta el martes y hoy es sábado todavía…- estoy que no quepo en mí de gozo, aún sin creer la suerte que tengo. 

-Bueno, si os interesa visitar esa sala, debéis ir acompañados por C. para que os dejen pasar a la zona restringida- sentencia la voz femenina detrás de la pantalla.

- Ok, no problem- añade C.

-Tralala…lala- estoy dando brincos dentro de mi misma -debo de estar soñando-constato con seguridad la imposibilidad de que tal hecho suceda conforme las leyes físicas que rigen este universo.

 

Más tarde, ese sueño se convirtió en algo tangible, así pues, esa tarde, las leyes de la Mecánica Cuántica se hicieron añicos ante los cuadros de Renoir que pude contemplar a escasos centímetros -tal vez milímetros- de mi rostro. Un auténtico lujo el poder disfrutar de tesoros como aquellos sin la presión del tumulto, de los otros visitantes ávidos como yo por experimentar la fluidez de las pinceladas, la delicadeza de las texturas, fragmentos del alma del artista… todo un regalo para una amante de la obra de los impresionistas y de Renoir.

 

. . .

 

Dentro de escasas horas, abrirá al público en el Museo del Prado la exposición PASIÓN POR RENOIR. La colección del Sterling and Francine Clark Art Institute” , una maravillosa oportunidad para poder contemplar por vez primera en España un puñado de obras de calidad extraordinaria e incontestable de uno de los artistas más relevantes del Impresionismo:

Este movimiento pictórico constituyó el punto de partida de la renovación del atavismo neoclásico de la pintura francesa hacia una nueva expresión del lenguaje artístico. En el contexto de las convenciones de la época, el Impresionismo surgió como una forma de arte radical y revolucionaria, tanto en lo que respecta a la técnica como al tema, socavando con sus innovaciones la idea tradicional del cuadro de grandes proporciones y perfecto acabado, abriendo el camino a un tipo de pintura más informal en la que primarían los colores casi siempre brillantes y contrastantes, la pincelada libre e intuitiva, con aires de estudiada espontaneidad e inmediatez, contribuyendo a expresar de manera mucho más vívida y fresca la personalidad del artista en el aspecto final de cada una de sus creaciones.

La muestra que desde hoy se exhibe en el Prado, constituye la primera exposición monográfica de Renoir en España. Se trata por tanto de una ocasión extraordinaria -tal vez irrepetible- de poder contemplar un conjunto de obras de este pintor que, por desgracia, cuenta con una raquítica presencia en las colecciones pictóricas de los museos de nuestro país.

En consecuencia, resulta absolutamente recomendable la visita a todo buen amante de las Artes, de la Pintura y de la Belleza en general.

Porque sumergirse de lleno en los trazos sugerentes y delicados de este genial artista, creador de sensaciones y visiones intemporales, es una manera excelente de aprovechar alguna de esas horas baldías que pueblan habitualmente nuestra solitaria y frágil existencia.

 

Muchísimas gracias C. -aunque nunca llegues a leerlo- 

sin tu ayuda desinteresada, este sueño no hubiera sido posible

 

Más información: Museo del Prado