Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/theme.php on line 623

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php:472) in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/feed-rss2-comments.php on line 8
Comentarios en: Adiós http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/2012/07/16/adios/ de cometas y universos Fri, 23 Jun 2017 20:32:37 +0000 http://wordpress.org/?v=2.6.2 Por: maeko http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/2012/07/16/adios/#comment-2052 maeko Wed, 18 Jul 2012 00:28:44 +0000 http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/?p=2212#comment-2052 Un beso Luan, un beso nora, os agradezco a los dos de corazón vuestro cariño... no sé qué más decir, no me salen las palabras, ahora sólo tengo una tristeza inmensa. Un beso Luan, un beso nora, os agradezco a los dos de corazón vuestro cariño… no sé qué más decir, no me salen las palabras, ahora sólo tengo una tristeza inmensa.

]]>
Por: nora http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/2012/07/16/adios/#comment-2051 nora Tue, 17 Jul 2012 11:42:48 +0000 http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/?p=2212#comment-2051 Un abrazo muy muy fuerte Maeko ... Un abrazo muy muy fuerte Maeko …

]]>
Por: Luan http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/2012/07/16/adios/#comment-2050 Luan Mon, 16 Jul 2012 22:48:08 +0000 http://fragmentosdeunautopia.awardspace.com/?p=2212#comment-2050 Algunos caminos sólo aprenden a describir desencuentros, quizás nadie supo enseñarles las líneas rectas y los claros del bosque donde el aire es mejor y las huellas se comparten. Se ensortijan entre los árboles, a veces sin dejarlos respirar, los ahogan entre curvas de indiferencia, a veces tan absurdas, tan innecesarias. Un día se dividen como meandros de un río, fíjate en esos tímidos senderos, desorientados, que se alejan dando vueltas sobre si mismos hasta que alguien les muestra qué rumbo seguir. Se revuelven entonces entre los rincones ocultos del bosque, jóvenes, poderosos, mientras el antiguo sendero del que una vez nacieron se torna cada vez más débil, acaso tan sólo una línea desdibujada por las hojas que el otoño dejó atrás olvidadas. En algunas ocasiones, todos los caminos, jóvenes y viejos, vuelven a encontrarse, pero el bosque les ha enseñado lenguas diferentes y la comunicación se torna pesada, agotadora, imposible, apenas una suave tangencia que los arrastra a una asíntota de apatía, interminable, pues se dirigen en realidad hacia lugares muy diferentes, lo saben muy bien. Y un día aquel camino antiguo se vuelve bosque, sus viejas márgenes de barro y piedra se disuelven, se olvida de sí mismo al mismo tiempo que el mundo parece haberse olvidado de él. Y los senderos jóvenes siguen y siguen y siguen, mirando hacia un lado, haciéndose preguntas que ya nadie puede responder. Preguntándose por aquellos lugares que el viejo sendero dejó atrás y que parecen ahora tan inalcanzables. En esta hora fría del adiós quizás lo mejor es pensar como aquellos seres que describía Vonnegut, esos tralfamadorianos que podían ver el tiempo como nosotros vemos un objeto: quizás el camino sigue existiendo, "sólo parece que muere. Está todavía muy vivo en el pasado (...) Todos los momentos, pasado, presente y futuro, siempre han existido, siempre existirán". Es posible que sólo tengamos que aprender a mirar hacia atrás de otra forma, con otros ojos. Desprendiéndonos de lo que sabemos para averiguar lo que realmente deberíamos saber. Algunos caminos sólo aprenden a describir desencuentros, quizás nadie supo enseñarles las líneas rectas y los claros del bosque donde el aire es mejor y las huellas se comparten. Se ensortijan entre los árboles, a veces sin dejarlos respirar, los ahogan entre curvas de indiferencia, a veces tan absurdas, tan innecesarias. Un día se dividen como meandros de un río, fíjate en esos tímidos senderos, desorientados, que se alejan dando vueltas sobre si mismos hasta que alguien les muestra qué rumbo seguir. Se revuelven entonces entre los rincones ocultos del bosque, jóvenes, poderosos, mientras el antiguo sendero del que una vez nacieron se torna cada vez más débil, acaso tan sólo una línea desdibujada por las hojas que el otoño dejó atrás olvidadas. En algunas ocasiones, todos los caminos, jóvenes y viejos, vuelven a encontrarse, pero el bosque les ha enseñado lenguas diferentes y la comunicación se torna pesada, agotadora, imposible, apenas una suave tangencia que los arrastra a una asíntota de apatía, interminable, pues se dirigen en realidad hacia lugares muy diferentes, lo saben muy bien. Y un día aquel camino antiguo se vuelve bosque, sus viejas márgenes de barro y piedra se disuelven, se olvida de sí mismo al mismo tiempo que el mundo parece haberse olvidado de él. Y los senderos jóvenes siguen y siguen y siguen, mirando hacia un lado, haciéndose preguntas que ya nadie puede responder. Preguntándose por aquellos lugares que el viejo sendero dejó atrás y que parecen ahora tan inalcanzables.

En esta hora fría del adiós quizás lo mejor es pensar como aquellos seres que describía Vonnegut, esos tralfamadorianos que podían ver el tiempo como nosotros vemos un objeto: quizás el camino sigue existiendo, “sólo parece que muere. Está todavía muy vivo en el pasado (…) Todos los momentos, pasado, presente y futuro, siempre han existido, siempre existirán”.

Es posible que sólo tengamos que aprender a mirar hacia atrás de otra forma, con otros ojos. Desprendiéndonos de lo que sabemos para averiguar lo que realmente deberíamos saber.

]]>