Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /srv/disk4/bichitosan/www/fragmentosdeunautopia.awardspace.com/wp-includes/theme.php on line 623
Fragmentos de una Utopía » Buenas artes

Archivo de ‘Buenas artes’ Category

Érase una vez… 2011

Sábado, Diciembre 31st, 2011

RECOMENDACIONES CINEMATOGRÁFICAS:

 

Cuando he comenzado a redactar este resumen del año, no sabía lo difícil que me iba a resultar elegir mis doce pelis favoritas… curiosamente, entre lo mejor tengo que destacar muchos estrenos de las carteleras españolas en este último mes, así que puedo decir que diciembre, en este 2011, ha sido mi salvación.

En esta selección, hay un poco de todo, alguna que otra peli que no se llegó a estrenar en cines comerciales y que pasó directamente a formato DVD, alguna inédita de momento -como ya ocurrió el año pasado- en nuestro país, y otras que no pude ver en 2010 y que ahora incluyo. La mayoría son pequeñas joyitas que no suelen llegar al público en general (¿quien querría ver una historia iraní? ¿o portuguesa? ¿o una muda en blanco y negro? Qué rollazo, ¿no?) y que os recomiendo que véais para tratar de tener una visión más amplia sobre esas otras realidades (más bien, ficciones) que muchas veces pasan de largo a nuestro lado sin que nos percatemos y que merecen muy mucho nuestra atención.

Por cierto, si alguien lo lee y es tan amable… yo de regalo de Reyes quiero: unos zapatos de claqué, una cazadora dorada con un escorpión a la espalda, una cajita con agujas de acupuntura… y aprender a jugar al Hanafuda, entre otras cosas ;)

A falta de visionar “The Tree of life”, “Melancholia” y “Carnage”, mis favoritas de 2011 son las que señalo a continuación:

 

 

1. “Jodaeiye Nader az Simin” (Nader y Simin, una separación) de Asghar Farhadi.

2. “The Artist” de Michael Hazanavicius.

3. “Shame” (Vergüenza) de Steve McQueen.

4. “Drive” de Nicolas Winding Refn.

5. ” Madeo” (Mother) de Joon-ho Bong.

6.  “Mistérios de Lisboa” (Misterios de Lisboa) de Raoul Ruiz.

 

 

7. “Mr. Nobody” (Las vidas posibles de Mr. Nobody) de Jaco Van Dormael.

8. “White Material” (Una mujer en África) de Claire Denis.

9. “Le Havre” (El Havre) de Aki Kaurismäki.

10. “Tinker Taylor Soldier Spy” (El Topo) de Thomas Alfredson.

11. Samâ wôzu (Summers Wars) de Mamoru Hosoda.

12. “Kokuhaku” (Confessions) de Tetsuya Nakashima.

 

RECOMENDACIONES LITERARIAS

1. “Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay”  de Michael Chabon, Editorial Mondadori.

2. ” Vicio Propio” de Thomas Pynchon, Tusquets Editores.

3. “Rosa Cándida” de Auður Ava Ólafsdóttir, Alfaguara.

4. “Q, a novel” de Evan Mandery, Harper Collins.

5.  “Libertad” de Jonathan Franzen, Ediciones Salamandra.

 

RECOMENDACIONES TELEVISIVAS

Mucho y muy bueno se ha podido contemplar durante estos doce meses en la pequeña pantalla, que de unos años a esta parte viene disfrutando de una particularísima “edad de oro” que esperemos continúe -para goce y disfrute de todos nosotros- por mucho tiempo más. De todos los estrenos del 2011, mis favoritos y que recomiendo encarecidamente, son:

1. “Black Mirror” de Channel 4.

2. “Homeland” de Showtime.

3. “Game of Thrones” de HBO.

4. “American Horror Story” de Fox

5. “The Hour” de BBC Two.

En cuanto a lo mejor del año televisivamente hablando, claramente me quedo con “Boardwalk Empire”, “Breaking Bad ” y “The Community”. Ahí es nada…

 

RECOMENDACIONES MUSICALES

Mis preferencias suelen ser un tanto eclécticas en este apartado -como siempre- y este año me decanto por:

 

   

 

 

 1. “Let England Shake” de  PJ Harvey.

2. “El Camino” de The Black Keys.

3. “Bon Iver, Bon Iver” de Bon Iver.

4. “Metals” de Feist .

5. “21″ de Adele.

 

Aunque mi favorita, sin duda, de este año, ha sido esta melodía, que aparece en la BSO de Mr. Nobody:

 

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

 

Espero que hayan disfrutado de un buen año y que lo que les depare el siguiente sea aún mejor…

Besos

 

 

Recomendaciones de 2010

Viernes, Diciembre 31st, 2010

 

RECOMENDACIONES CINEMATOGRÁFICAS:

 

La cosecha de este año ha resultado ser bastante pobre en cuanto a calidad cinematográfica se refiere y abundante en remakes, precuelas y bodrios varios de mal gusto y faltos de originalidad. Los títulos que señalo a continuación me han parecido de lo mejor que he visto durante este año,  ahí van, sin orden ni concierto, mis doce favoritas de 2010:

 

1.Un Prohète (Un Profeta)

(…)

2. Shi (Poetry) (Poesía)

Hermosa y emotiva película, que adolece de exceso de metraje, desventaja ésta que se disipa al vernos recompensados con ese magnífico elipsis final de la película, una maravilla que toca la fibra más sensible del alma y que haría quebrarse incluso a aquellos que tienen un corazón de piedra. Magnífica Yoon Jeong-hee, que interpreta a una mujer vitalista, que busca el modo de escribir una poesía, y que tras una serie de acontecimientos que golpearán su vida de manera irremediable, aprenderá que la auténtica poesía se esconde, precisamente, en su interior, en su manera de mirar y de afrontar la vida.

3. Inception (Origen)

Fascinante, enigmática, hipnótica, impactante y fabulosa. O un paquete lleno de fuegos de artificio primorosamente empaquetados y aderezado con apabullantes cintas de colores. Esta película, alabada hasta el fanatismo por unos, denostada y criticada por otros, narra un viaje a través de los sueños, entremezclando en la misma una trama de suspense, de ciencia ficción y una historia de amor, culpabilidad y sacrificio. Un juego que no acaba cuando se encienden las luces de la sala del cine, sino que continúa en la cabeza de cada espectador durante un largo tiempo, y que suscita un debate sobre lo que es real y lo que es ficción, sobre el (in)consciente y el subsconciente, sobre lo intangible de la realidad y la naturaleza íntima los sueños. A mi no me decepcionó, llegando incluso a sobrepasar mis expectativas. Aunque con una serie de imperfecciones como la elección del actor principal, o el exceso de escenas de acción en su tercio final, sólo el tiempo dirá si esta joya del malabarismo audiovisual esta llamada a convertirse en un clásico de la historia del cine. Ya lo anticipó Calderón hace un montón de siglos, y es que la vida, sueños son.

4. Winter’s Bone

(…)

5. The Social Network (La Red Social)

Una película redonda se mire por donde se mire, con un guión impecable de Aaron Sorkin y una dirección brilllante de David Fincher, alejada de esas impactantes imágenes que caracterizan habitualmemte su filmografía. Lo que en principio pudiera ser un argumento sin atractivo alguno, como es la historia del creador de Facebook, se convierte en manos de Fincher en una película que juega de forma elegante y con extremada habilidad con el uso del tiempo pasado y el actual para recrear un relato con escenas de alto poder narrativo, con un marcado ritmo durante todo el desarrollo de la película. El retrato caleidoscópico de un hombre que fue capaz de crear la mayor red sobre las relaciones humanas que existe hoy por hoy en el mundo, pero que, paradójicamente, es incapaz de entender la amistad y mucho menos, de conservarla. Por algo dicen que el dinero no da la felicidad.

6. Das Weisse Band  (La cinta blanca)

 (…)

 

 

7. Fantastic Mr. Fox (El Fantástico Sr. Fox)

Magnífica adaptación del relato de Roald Dahl del mismo título, rodada en stop motion, cuenta la historia de una familia de zorros un tanto peculiar que esta acostumbrada a vivir de manera acomodada. Sin embargo, todo se complicará cuando el cabeza de familia harto de su patética vida, decida romper una promesa y volver a sus antiguas andanzas por las granjas vecinas… con nefastas consecuencias.

8. Exit through the Gift Shop

Magnífico documental que narra en clave de humor la historia de un personaje anónimo que casi por casualidad se introduce en el universo de los artistas graffiteros y en la cultura underground. Una profunda reflexión sobre los derroteros que actualmente ha tomado el llamado “street art”, una dura crítica sobre la mercantilización del arte, la estupidez de ciertos compradores y la sobrevaloración de “ciertos genios” del arte moderno. Banksy reinvindica en este film el verdadero motivo del arte callejero, la crítica de esta sociedad consumista y manipuladora en la que nos hallamos inmersos, donde el poder y el dinero determinan y esclavizan a menudo las decisiones del ser humano. También hace hincapié en la persistencia de algunos de esos artistas que siguen creando para defender sus principios y que no persiguen a toda costa el lucro por el lucro, que se mantienen intactos lejos de la tentación de las grandes sumas de dinero.

9. Toy Story 3

Posiblemente la mejor de las 3 partes de la saga o sobre cómo hacer una película de dibujos animados para todos los públicos sin la típica ñonería ni sentimentalismo barato al que nos tienen habitualmente acostumbrados en este tipo de historias. Cargada de una madurez inusitada, camufla de forma muy inteligente numerosas metáforas sobre aspectos de la vida como el abandono, la (in)solidaridad, el sentido de la vida, la manipulación, el poder de la mentira, y ante todo, la amistad.

10. Two Lovers

En esta historia de un hombre de delicada salud emocional, inmerso en su infierno particular de amores incumplidos, se nos narra sin artificios sentimentales ni concesiones de ningún tipo, la búsqueda de la redención y el descubrimiento de cómo la vida está repleta de trampas -a menudo imposibles de sortear, y que, a menudo, para poder sobrevivir, debemos engañarnos a nosotros mismos.

11. Nanjing! Nanjing! (Ciudad de vida y muerte)

Relato escalofriante y brutal de un episodio de la guerra chino-japonesa, que nos hace reflexionar, una vez más, sobre la tragedia y el sinsentido de la guerra.

12. Kynodontas (Canino)

O una reinterpretación moderna del mito de la caverna. Insólito relato de una familia disfuncional, no apta para todos los estómagos, en la que se va desgranando la enrarecida existencia de un conjunto de seres deshumanizados y tiranizados por otros que han decidido reeducarlos según unas normas, sus normas, sobre el bien y el mal, sobre lo verdadero y lo falso. Una película atípica, premeditadamente excéntrica, que no deja impasible a nadie, muy dura, terrorífica unas veces, esperpéntica en otras, pero que nos hace reflexionar sobre el poder mal empleado, sobre la manipulación a la que está sometido el ser humano. Una desconcertante metáfora sobre el miedo y la mentira. Y sobre sus consecuencias.

 

RECOMENDACIONES LITERARIAS:

1. “En nadar-dos-pájaros”  Flann O’Brien

“Uno no se debe quedar estupefacto ante nada simplemente porque parezca imposible”. Esta afirmación recorre el libro de principio a fin y demuestra que todo absurdo tiene más lógica que el absurdo mundo que nos ha tocado vivir, sobre todo si quien nos lo cuenta es alguien con el talento y el humor de este escritor. (Babelia, El País.)

2. “Nocturnos”  Kazuo Ishiguro

Deliciosa novela para leer de un tirón, compuesta por cinco exquisitas historias-cuento, que narran de forma sugerente y delicada las dificultades de las relaciones humanas, siempre con la música íntimamente entrelazada con el relato.

3. “Soy un gato” Natsume Sôseki

Reedición de una de las obras maestras de la literatura japonesa, crítica feroz de la era Meiji, narrada de forma irónica, a ratos hilarante, por su protagonista, un gato un tanto filósofo.

4. “Tan cerca de la vida” Santiago Roncagliolo

Novela que me ha ido sorprendiendo a medida que he ido consumiéndola, en la que se combina con acierto el thriller psicológico y la ciencia ficción. Una historia ambientada en un Tokyo hipertecnológico que trata sobre la incomunicación, la soledad y cómo no, el amor.

5. “Libro de la fantasía”  Gianni Rodari

Gianni Rodari creía que hasta los objetos más comunes encierran secretos, y los cuentan a quien los sabe observar. Por ello, escribió este Libro de la fantasía, no apto para lectores adultos y sensatos, afirmando que ya no hacen falta príncipes ni hadas, ni brujas ni castillos: las fábulas surgen hasta de la realidad más gris, de la obviedad cotidiana, del problema social o de la trivialidad de la vida familiar. Alcanza con verlo todo con un punto de ironía, y jugar a infringir las reglas a través de la invención y la imaginación. (Blog de Libros)

6. Aunque editados en años anteriores, siempre recomendables: “Cabeza de perro” de Morten Ramsland, “Los informantes” de Juan Gabriel Vásquez, “El cielo es azul, la tierra blanca” de Hiromi Kawakami.

 

RECOMENDACIONES MUSICALES:

Confieso que durante este 2010, mi banda sonora particular ha sido este disco de Muse, que no es de lo mejorcito de su trayectoria musical, aunque a mí me ha hecho mucha compañía durante mis numerosos desplazamientos a la capital de España y también este otro, en este caso de Pearl Jam. Ambos se editaron el año pasado.

Lo único destacable del año que nos deja que he podido registrar en mi cerebro y degustar de forma calmada es AB III de Alter Bridge. Esta banda americana, formada tras la disolución en 2004 de Creed (que ha editado álbum también este año), presentan un tercer trabajo un tanto ecléctico, pero que merece la pena escuchar si lo que te gusta es el hardrock del bueno.

 

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

 

Espero que de entre estas opciones que aquí he presentado, algunas encajen dentro de vuestras preferencias particulares. Como puede observarse, tengo un gusto relativamente variado, quizá no siempre coincide con aquello que suele estar de moda o es más popular, pero creo que siempre es bueno tener amplitud de miras y explorar nuevos caminos. Eso nos enriquece como personas.

 

Qué seáis felices con todo aquello que hayáis elegido.

Besos y feliz 2011.

 

Una invitación inesperada

Martes, Octubre 19th, 2010

 

 

 

 

Sábado 16 de octubre, en el Museo del Prado,  a pocas horas del regreso a casa después de una semana agotadora de trabajo en Madrid: 

 

-¿Hace cuánto tiempo que no visitáis el Museo del Prado?- pregunta C. con tono visiblemente despreocupado (desde el exterior resuenan armoniosos los acordes de una guitarra española)

-Hmm… no lo recuerdo ahora mismo- respondo impulsivamente -pero déjame un momento… ¡Ay, sí, ya lo tengo! Hace mucho, demasiado quizás… La última exposición que visité ex profeso fue la de de Durero y eso fue hace varios años ya..- me rindo ante la evidencia.

-Soy una desastrosa e infiel amante de la Pintura- pienso, entonando el mea culpa mientras recuerdo apesadumbrada la erre gigante escrita del revés que se adivina desde la parte trasera del cartel gigante que cuelga de una de las fachadas del museo.

-Bueno, si  queréis, tenéis libre acceso  al recinto con esta tarjeta de visita que ahora os expide mi compañera- replica C. con la sonrisa abierta y la mirada escondida tras los cristales ahumados de sus gafas de sol.

(Siempre me he preguntado si lo de  llevar puestas las gafas en el interior de un edificio responde a una mera distracción o más bien es síntoma de algún tipo de exaltación del ego humano).

-Oye, si quieren, que se pasen por lo de Renoir, que ya está montado todo- señala la chica que está frente al ordenador imprimiendo las tarjetas.

-¿Cómo? ¡no es posible!- digo yo emocionada -pero si la exposición no se inaugura hasta el martes y hoy es sábado todavía…- estoy que no quepo en mí de gozo, aún sin creer la suerte que tengo. 

-Bueno, si os interesa visitar esa sala, debéis ir acompañados por C. para que os dejen pasar a la zona restringida- sentencia la voz femenina detrás de la pantalla.

- Ok, no problem- añade C.

-Tralala…lala- estoy dando brincos dentro de mi misma -debo de estar soñando-constato con seguridad la imposibilidad de que tal hecho suceda conforme las leyes físicas que rigen este universo.

 

Más tarde, ese sueño se convirtió en algo tangible, así pues, esa tarde, las leyes de la Mecánica Cuántica se hicieron añicos ante los cuadros de Renoir que pude contemplar a escasos centímetros -tal vez milímetros- de mi rostro. Un auténtico lujo el poder disfrutar de tesoros como aquellos sin la presión del tumulto, de los otros visitantes ávidos como yo por experimentar la fluidez de las pinceladas, la delicadeza de las texturas, fragmentos del alma del artista… todo un regalo para una amante de la obra de los impresionistas y de Renoir.

 

. . .

 

Dentro de escasas horas, abrirá al público en el Museo del Prado la exposición PASIÓN POR RENOIR. La colección del Sterling and Francine Clark Art Institute” , una maravillosa oportunidad para poder contemplar por vez primera en España un puñado de obras de calidad extraordinaria e incontestable de uno de los artistas más relevantes del Impresionismo:

Este movimiento pictórico constituyó el punto de partida de la renovación del atavismo neoclásico de la pintura francesa hacia una nueva expresión del lenguaje artístico. En el contexto de las convenciones de la época, el Impresionismo surgió como una forma de arte radical y revolucionaria, tanto en lo que respecta a la técnica como al tema, socavando con sus innovaciones la idea tradicional del cuadro de grandes proporciones y perfecto acabado, abriendo el camino a un tipo de pintura más informal en la que primarían los colores casi siempre brillantes y contrastantes, la pincelada libre e intuitiva, con aires de estudiada espontaneidad e inmediatez, contribuyendo a expresar de manera mucho más vívida y fresca la personalidad del artista en el aspecto final de cada una de sus creaciones.

La muestra que desde hoy se exhibe en el Prado, constituye la primera exposición monográfica de Renoir en España. Se trata por tanto de una ocasión extraordinaria -tal vez irrepetible- de poder contemplar un conjunto de obras de este pintor que, por desgracia, cuenta con una raquítica presencia en las colecciones pictóricas de los museos de nuestro país.

En consecuencia, resulta absolutamente recomendable la visita a todo buen amante de las Artes, de la Pintura y de la Belleza en general.

Porque sumergirse de lleno en los trazos sugerentes y delicados de este genial artista, creador de sensaciones y visiones intemporales, es una manera excelente de aprovechar alguna de esas horas baldías que pueblan habitualmente nuestra solitaria y frágil existencia.

 

Muchísimas gracias C. -aunque nunca llegues a leerlo- 

sin tu ayuda desinteresada, este sueño no hubiera sido posible

 

Más información: Museo del Prado

  

12 campanadas

Jueves, Diciembre 31st, 2009

RECOMENDACIONES CINEMATOGRÁFICAS:

1.Låt den rätte komma in (Déjame entrar)

2. El secreto de sus ojos

3. Aruitemo Aruitemo (Still walking)

4. Celda 211

5. The visitor

6.  Toki wo Kakeru Shôjo (La chica que saltaba a través del tiempo)

RECOMENDACIONES LITERARIAS:

7. “Estoy desnudo” Yasukata Tsutsui

8. “El viajero del siglo” Andrés Neuman

9. “Tres novelas en imágenes” Max Ernst

RECOMENDACIONES MUSICALES:

10. “Wilco (the album)” WILCO

11. “The Crying Ligth” Anthony and The Johnsons

UNA EXPOSICIÓN QUE ESTÁ POR LLEGAR:

12. “Del éxtasis al arrebato. 50 años del otro cine español” MNCARS Primavera 2010

Espero que podáis disfrutar (si no lo habéis hecho ya) de alguna de las opciones entre toda esta oferta que acabo de proponer. Este 2009 ha estado lleno de grandes estrenos cinematográficos, pero tan sólo he seleccionado 6 de ellos, evidentemente, porque no quería acabar convirtiendo este listado en uno tan sólo dedicado al cine. En cuanto al aspecto literario, este año he leído poco (creo) y de forma intermitente (esa falta de tiempo para todo… grrrr), así que he colado entre los 3 títulos uno que corresponde al año pasado. Mis disculpas por ello. Y nada más… Escuchen mucha música, si no es la que propongo -porque no conecta con los gustos personales de cada uno-, otra que os haga vibrar y os sacuda literalmente hasta el último ápice de vuestras moléculas.

Y entre mis recomendaciones, también se coló de rondón una propuesta para el año que viene. La tengo apuntada en mi agenda desde hace meses… así que allí nos veremos si te decides a pasarte por allí…

NOTA: Esta entrada está todavía por acabar… asuntos más urgentes me reclaman :) , así que he decidido publicarla tal cual está y el año que viene, con un poco más de tiempo, podré completarla definitivamante. De momento, esta entrada, hasta que pueda editarla,  quedará publicada “Sin comentarios”.

¡Gracias por vuestra comprensión!

Laberintos de papel

Jueves, Abril 23rd, 2009

.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

.

La lengua japonesa es un paradójico campo de batalla en el que pugnan sin descanso dos filosofías diferentes de comunicación: por un lado, una sola palabra, unos breves sonidos efímeramente insuflados de vida, pueden contener una carga semántica, psicológica, simbólica, etc., imposible de captar en cualquier traducción a una lengua occidental. Es tal el grado de síntesis al que llega el japonés, que, en algunas ocasiones, unas pocas sílabas pueden condensar una cantidad ingente de información, agujeros negros-palabra que atrapan en su inmensa gravedad el contexto, los niveles sociales, económicos, intelectuales, etc., de quien habla y de quien escucha, estados de ánimo, humildad, orgullo…

Por otra parte, para expresar cosas de lo más sencillas para quien vive en occidente (un saludo o un adiós, una petición al dependiente, una conversación casual con un jefe o con un empleado) se emplean allí las formas más alambicadas y sinuosas, se deforman las frases hasta hacer irreconocibles sus etimologías. Las interminables fórmulas de cortesía se convierten, entonces, en algo intraducible, un despilfarro comunicativo sólo explicable si se conoce la esencia de su cultura. Y si no, pensemos cómo cuando uno se presenta por primera vez, no se conforma con decir a media voz un tímido Encantado sino, más bien, un ‘Yoroshiku onegai shimasu (ruego humildemente su favorable consideración).

Pues bien, la literatura japonesa es un reflejo de esta (des)armonía de lenguajes opuestos.

A través de ineludibles pilares góticos y de endebles códigos davincianos, alzándose entre vientos y sombras, escurriéndose entre magos adolescentes y médicos medievales, empujando suavemente a herejes o alquimistas por igual, la literatura japonesa ha explosionado con un boom silencioso en el mundo editorial en lengua española de los últimos años.

Cuando alguien escoge a mediados de los años noventa al azar una novela de un tal Haruki Murakami (nombre tal vez complicado de memorizar, como lo es el extenso título del Pájaro-que-da-cuerda) y se descubre disfrutando de su narrativa, se pregunta cómo es que nunca había caído una novela japonesa en sus manos antes. ¿Será que no existen traducciones en castellano? Al empezar a indagar comprende sin problema que está en un error: el mundo literario japonés es –o más bien, era- un volcán dormido, enorme sin duda, pero oculto tras las nubes para los ojos del público general, que siempre tiende a consumir el best-seller del momento (y consumir no significa leer, a menudo tan sólo comprar). Los éxitos venden garantía de satisfacción (muchas veces esta máxima se revela como una gran mentira, la literatura mediocre y el marketing luminoso han ido demasiadas veces de la mano) y los lectores buscamos en ellos el deleite que un millón de personas antes han disfrutado. Es una cuestión de desgana ante el esfuerzo de probar suerte, de sumergirse en editoriales que se atreven a apostar por caminos poco recorridos.

Antes de Murakami, Yoshimoto, Kirino, Ogawa, Katayama, etc., ya había otros, Oe, Kawabata, Mishima, Natsume, Ibuse, Abe, Tanizaki, Basho.., Y antes que ellos, Genjis y Heikes varios habían inundado el mundo del negro sobre blanco con un modo de narrar diferente al que estamos acostumbrados. Olvidémonos en muchas ocasiones del comienzo-nudo-desenlace, vamos a rendirnos a la deliciosa locura de la desestructuración de los esquemas de la novela según su esquema clásico. Aparte, también se encuentran el manga, el anime, el metalenguaje fílmico –en el que la imagen sucumbe ante el paroxismo literario de su guión en apariencia inexistente. Pero nos estamos desviando del tema…

El problema de admitir a estos autores en nuestras estanterías, con su idiosincrasia formal y conceptual, radica en nuestro grado de conformismo a la hora de abrir un libro traducido del japonés. Cuando leemos cualquiera de estas obras trasladada al castellano nos queda esa inapelable impresión de que nos estamos perdiendo algo, de que el traductor ha introducido el sesgo de su propia sensibilidad literaria, puesto que se siente más libre de ataduras respecto al original que al traducir cualquier lengua occidental.

Cualquier libro necesita de esa íntima complicidad entre el narrador –que no el autor- y el lector, pues no es sino en el momento en el que comenzamos a leer cuando el libro termina de completarse. Escribir es la primera parte de una vida -la de una historia- que no madura hasta que es contemplada por ojos ajenos y, con suerte, llega a alcanzar una muerte dulce en alguna imaginación anónima. Por ello, la traducción (puente y muro en una sola realidad) nos niega la certeza de esa comunión de voluntades con el narrador. Incluso, aunque el traductor sea lo más bienintencionado y pulcro en su traslación de cada frase, la mejor de las fotocopias posibles seguirá siendo siempre una fotocopia, y, por fuerza, una criatura imperfecta que se aleja, difuminándose, del original del que ha nacido.

Si se compara una misma obra japonesa traducida al castellano y, por ejemplo, al inglés, las diferencias se vuelven obvias. Entonces, uno se pregunta ¿cuál es la verdadera forma del texto original? ¿Es tan lírico como en la traducción X o realmente tiene un estilo tan frío como en la Y?

Vamos con una muestra escogida al azar entre las páginas de una historia traducida al castellano y al inglés desde un mismo original japonés, que he conseguido rescatar de entre las páginas de dos versiones que se colaron sin hacer ruido en mi salón:

Fragmento en castellano:

Pasado el mediodía, unas nubes oscuras empiezan a extenderse sobre mi cabeza. El cielo adquiere una tonalidad misteriosa. Sin tregua, empieza a caer una lluvia violenta: el tejado y los cristales de la ventana de la cabaña gimen doloridos. Al instante me desprendo de la ropa, salgo desnudo afuera. Me lavo el pelo con jabón, me lavo el cuerpo

Fragmento en inglés:

In the afternoon dark clouds suddenly colour the sky a mysterious shade an it starts raining hard, pounding the roof and windows of the cabin. I strip naked and run outside, washing my face with soap a scrubbing myself all over

(Aquí llega el contrasentido de esta humilde disgresión, puesto que me atrevo a traducir la traducción:

Por la tarde, nubes oscuras colorean, de repente, el cielo con una tonalidad misteriosa y comienza a llover fuerte, martilleando sobre tejado y las ventanas de la cabaña. Me desnudo y salgo corriendo, lavándome la cara con jabón y frotándome por todas partes)

Sí, la idea, el contenido, permanecen, pero la estructura es diferente. Son dos narraciones distintas. Y la cuestión no es cuál es peor ni cuál es mejor, sino cuál es la que más consigue invocar la sensación que tiene un lector japonés cuando lee el original del que ambas traducciones parten.

Sin embargo, asimilada la realidad de lo que se pierde y se distorsiona en la traducción lo que permanece inmutable es la narración en sí. La atracción que en muchos provocan estas novelas se debe a su carácter universal, puesto que son historias reconocibles sin necesidad de acudir a notas al pie de página, a pesar de que los artificios del artesano de la escritura sean tan diferentes en cada rincón del mundo. La empatía es la catalizadora de nuestras emociones al leer un buen libro, y la literatura japonesa pulsa sus teclas con maestría.

Tomemos, por ejemplo, tres personajes diferentes entre sí pero que tienen tanto en común: el Julian Sorel de Stendhal, el Raskolnikov de Dostoievski o el Mizoguchi de Mishima. Se trata de tres personajes de un entramado psicológico inabarcable, con los que el lector se debate en todo momento entre un dual desagrado y fascinación por sus motivaciones, por sus acciones (e inacciones, a veces tanto o más importantes). En los tres casos nos rendimos a la absorbente atracción que provocan los intrincados mecanismos de su pensamiento. Son personajes a los que sus obsesiones, su vacío interior y su ineptitud para comunicar sus verdaderos sentimientos los terminan convirtiendo en instrumentos nihilistas del caos. Consiguen modelar la realidad que los rodea a la medida de sus complejos y retorcidos códigos éticos. Todos ellos invocan nuestros más recónditos miedos, pues son el reflejo de nuestras oscuridades. La única diferencia es que triunfan donde, por fortuna, nosotros –seres tejidos de destrucción y entalpía, que sólo sabemos mantener nuestro orden interior trayendo el desorden a lo que nos rodea- no queremos o no nos atrevemos a llegar.

Sorel nos revela sus más íntimos anhelos en francés. Raskolnikov desnuda su alma en ruso. Mizoguchi tartamudea acomplejado en japonés. Los tres hablan diferentes lenguas, pero un único idioma. El de su dolorosa soledad.

Diferentes contextos, tanto temporales como culturales. Diferentes los autores y sus países de origen. Pero comparable su análisis y su capacidad por desgranar la (universal) complejidad del ser humano.

Quien sabe. Quizás, un día, el lenguaje deje de ser ese arma diferenciadora que algunos pretenden que sea y sirva realmente -tal y como a menudo ocurre con la literatura- para que comprendamos, nos comuniquemos y escapemos de nuestras caducas soledades culturales.

.

.

Feliz día del libro

.

La persistencia de la memoria

Miércoles, Febrero 25th, 2009

La madrugada del lunes me llevé una agradable sorpresa: dos producciones niponas resultaron vencedoras contra todo pronóstico en sendas categorías en la ceremonia de los Oscar de este año.

Apuntada queda en mi agenda “Okuribito” de Yojiro Takita, que a fecha de hoy, se encuentra pendiente de encontrar algún canal de distribución para su estreno en salas españolas, aunque seguro que la concesión del Oscar en el apartado de mejor película extranjera, facilitará bastante las cosas en este aspecto (cruzo los dedos para que así sea).

Únicamente conozco de esta cinta una breve y sugerente sinopsis -la historia de un músico que pierde su trabajo y decide volver a su ciudad natal, donde comienza a trabajar en una funeraria-. Tan sólo espero que su posterior desarrollo en la trama no resulte previsible y consiga alejarse de esos lugares comunes, tan habituales y trillados, que pueden observarse en el cine actualmente.

Aquí os dejo con “La maison en petits cubes” de Kunio Kato, ganadora del Oscar al mejor corto de animación de este año.

He leído varias opiniones acerca del significado de este cortometraje. Personalmente, mis sensaciones después del visionado se dirigen hacia el sentido más metafórico de la historia, que he intentado resumir de la manera más breve posible en el título de esta entrada.

Espero que lo disfrutéis.

La maison en petits cubes:

(Si no puedes verlo en el blog, pulsa aquí)

Se agradece que de tanto en cuanto se premien trabajos como éste que destacan, entre otras cosas, por su profunda sencillez.

Los premios y demás galardones a menudo no resultan ser unos termómetros fiables y contrastan con la calidad de determinados trabajos. No es el caso que nos ocupa, pero quizás éste u otro tipo de reconocimientos sean necesarios para animar al público más generalista a conocer y valorar esas otras producciones que suelen llevar colgada la etiqueta de “independiente” o “de culto” , o que tienen -desgraciadamente- poca o nula difusión a nivel comercial.

“La maison en petits cubes”, un pequeño guiño para todas aquellas personas que pensaban que en Japón sólo existía la animación basada en los típicos estereotipos del estilo manga.

Y aquí, otro ejemplo más para salir de la confusión.

Te voy a enseñar a bailar

Martes, Diciembre 30th, 2008

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

  

Termina este 2008. Un año que unos tirarán directamente al contenedor de la basura. Que otros amarán durante toda una vida. Y que tendrá un cierto aroma descafeinado para el resto de la humanidad.

No temáis. No hablaré aquí ni ahora del reloj de la Puerta del Sol en Madrid, ni de los vestidos de lentejuelas, ni trataré de resumir de manera original las noticias más importantes de estos últimos doce meses.

Pero temblad, temblad, pobres criaturas. Porque en la entrada de hoy dedicaré unas pocas líneas :P a la que considero, en mi humilde opinión, la mejor exposición, muestra, evento cultural… que he tenido el placer de degustar en este 2008.

Es tiempo de hacer balance. Porque el año va tocando ya a su fin.

Fotografía urbana, mobiliario industrial, bonsais, pop art, tesoros de Egipto, juguetes de lata, filatelia, performance, joyería, maquetas, urbanismo, caricatura, vídeo-instalaciones, entomología, bicicletas, pintura figurativa, lámparas de cristal… todo esto, entre otras muchas cosas más, han contemplado mis ojos durante este año.

Hace escasísimas horas de la visita a mi última exposición del 2008. Poco convencional, ecléctica, transgresora, provocativa… son palabras creo que insuficientes para describir la filosofía de esta última muestra que acabo de visionar.

Y poco convencional. Ecléctica. Y transgresora. Provocativa. Y mucho más, son los adjetivos que definen la que cautivó este año, sin reservas, mi corazón.

Si tuviera que definirla con una sola palabra, la que sin duda elegiría sería

PASIÓN

Porque Blanca Li es ante todo eso. Y mucho más. Un estallido de creatividad, que mostró en Te voy a enseñar a bailar / I’ll Show You How To Dance, gran parte de su pasión por la danza, por la vida y por crear (son)risas.

Una exposición que se pudo contemplar (y disfrutar) desde enero hasta mayo de 2008 en el MUSAC de León.

 

 

Considero que parte del público que acude a las salas de exposiciones, tiene un enorme problema con el arte contemporáneo. A unos gusta, pero otros lo detestan profundamente. Está claro que ocurre con toda expresión artística en este mundo.

No me voy a convertir ahora en abanderada de esta causa, ya que, obviamente, algunas de sus manifestaciones las considero erróneas (y otras, auténticas payasadas con mayúsculas -y que me perdonen sus autores, pero ya está dicho-). Pero pienso que muchas personas sienten un prejuicio inicial bastante acusado cuando se acercan a una obra que huele a contemporáneo.

Quizás, sea porque rompe con los arquetipos de lo que se considera tradicional en cuestión de expresión artística. A menudo suele tratarse de obras difíciles de digerir. O de comprender (me autoincluyo en ambos casos). Otras veces, estas obras parecen venir envueltas con un halo de pseudointelectualismo destinado sólo a una élite capaz de desentrañar sus ocultos mecanismos. Y eso puede espantar incluso al más pintado (a quién no) ;)

Lo ideal respecto del arte (con independencia de su época) sería que nos expusiéramos a su influencia con una mente despejada y desnuda ante su contemplación. Sin tabúes ni remilgos de ningún tipo. Y a posteriori, esa misma mente se encargaría de procesar la corriente de emociones y decidir si aquello resulta de su agrado o lo acabará odiando hasta la muerte.

Pero si nuestra posición inicial es la de la negación por la negación, resulta tarea casi imposible que una obra de este tipo pueda llegar a tocar nunca los corazones.

Aclaro que soy amante de las artes figurativas al estilo clásico, aunque es de justicia añadir también aquí que existen infinidad de obras vulgares y de ínfima calidad. Totalmente kitsch. Y mucho y malo. Y que multitud de personas descalifican obras catalogadas de “raras” o “modernas”, en detrimento de obras más clasicistas totalmente apersonales. C’est la vie, mon ami! ;)

En fin, el rollo de esta entrada acaba aquí. Bueno todavía queda un poquito más.

Porque no quiero acabar este post, sin hacer otra mención a la exposición que antes os he comentado.

Estuve visitando la ciudad de León unos pocos días durante el mes de mayo y la verdad es que no tenía la intención de visitar ninguna exposición en especial. Así que entré en el MUSAC a ciegas y más concretamente en aquella la sala, sin saber muy bien lo que iba a encontrarme durante el recorrido de toda la muestra. Creo que fue precisamente ese el principal motivo por el que disfruté tantísimo.

Me dejé seducir la vista, el oído… los sentidos, por esta genial creadora-cineasta-coreógrafa-directoradepista-bailarina… que es Blanca Li

Creo que al final fueron unas dos (¿o quizás tres?) horas de absoluto divertimento. De sorpresa continua. Cortometrajes, danza clásica, objetos, ironía, flamenco, surrealismo, hip-hop, parodias, publicidad. Diferentes y numerosas las herramientas utilizadas por esta artista mediante las que despliega toda su creatividad. Disfruté muy mucho participando, observando, empapándome de todo, porque todo era una auténtica delicia para el espítitu.

Porque eso también. Me harté a reír una barbaridad. Y conseguir que una -o dos, o más- de tus creaciones arranquen de una manera tan natural las sonrisas del público que examina tus obras, es pura magia y de categoría superior.

Para finalizar, os dejo con unas palabras sacadas del catálogo del MUSAC sobre la exposición y su creadora:

“…una muestra en la que el movimiento y el baile quieren afirmar y construir la libertad de los cuerpos y del espectador. Blanca Li transforma nuestras rutinas y actos diarios, nuestros códigos sociales y de conducta, nuestra relación con los objetos cotidianos y con nuestros cuerpos, para proponer una atmósfera de comunicación y desinhibición…”

 

 

“…nos descubre la cercanía del cuerpo con lo cotidiano y con sus rituales y lo transforma en danza, una danza que se manifiesta como experiencia corporal lúdica. Nos descubre el mimetismo del gesto con relación a referentes perfectamente establecidos y asentados en nuestro entorno cotidiano y lo altera, modificando así nuestra percepción del cuerpo, de nuestros propios gestos y movimientos…”

“En definitiva, nos enseña a bailar, nos enseña a improvisar.”

 Sonando: Around the world  (Daft Punk - coreografía del vídeo: Blanca Li)

 

Vídeo-instalación Fitness at Home :

(Una familia obsesionada por la salud y el físico convertida mediante la ironía en juego autoparódico para provocar en nosotros la capacidad de reírnos de nosotros mismos)

 

 

Y no podía acabar esta entrada sin destacar esta mención al esfuerzo personal que me ha enviado mi querida Karmeta (no por mí, sino por ella, que es la que se lo merece de verdad).

Tengo que nombrar a alguien merecedor de este galardón. He decidido que este premio se lo dedico por entero a mis lectores. Porque quién mejor que vosotros que habéis llegado hasta aquí y leído pacientemente todas y cada una de estas líneas. Así que todo mi profundo agradecimiento es para con vosotros :)

 

¡Qué lo disfrutéis!